miércoles, 1 de mayo de 2013

ENCADENADOS



Mi corazón , ya herido, se resquebraja.
Un corazón ajado y castigado
férreo y sensiblero
dolido y amargado,
hecho pedazos.
Retales de mi vida
prendidos con alfileres
tiras de piel encadenadas a un cuerpo.
Me destrozas sin quererlo
sin saberlo me atormentas
te arrancan de mis entrañas.
Dar mi vida por la tuya
recuperar las lágrimas
las que un día se fueron para endurecer mi corazón.
A jirones me deshago
con miedo vivo
queriendo morir contigo.
Grito en silencio
nadie me escucha
a solas conmigo en una ¿perdida? lucha.
Abro mis venas
desparramo mi sangre
me pesa tu cruz
quiero dejar ese lastre.
Soltar las cadenas
que nos mantiene atados a esta condena
que nos marcan y se clavan a fuego
en tu alma y en mi alma.

20 comentarios:

  1. Siempre se ha dicho que las ataduras no son sanas para nadie, dos pájaros no podrían remontar vuelo con sus patas atadas.
    También las personas necesitan liberarse de las cadenas que los mantienen aferrados a sentimientos dolientes y malsanos.
    Tus letras son desgarradoras, pero a la vez muy reflexivas, siempre es un placer leerte.
    Bonita noche, abrazos miles.

    ResponderEliminar
  2. Me ha removido por dentro, me ha evocado tantos recuerdos y sensaciones...Muy bueno!!

    ResponderEliminar
  3. El amor debe ser una alegría jamás un dolor.Las cadenas no sirven. Llegará el momento que querrás romperlas.
    Besos de luz :)

    ResponderEliminar
  4. Bellísimos y dolientes versos Niebla. Te felicito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto sufrimiento, hay que poner un poco de luz en ese sentimiento que duele con sólo leerlo. A veces, permanecemos atados por miedos a muchas cosas.

    Precioso poema, de los melancólicos, los que mas me gustan.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ufff. que angustia y desasosiego ha conseguido provocar en mi tu poema.
    Pero eso es bueno para ti, quiere decir que has conseguido plasmar perfectamente tus sentimientos en forma de poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esa consciencia del momento...A veces estamos atados a las personas y el alma desea la libertad para respirar y ser...En principio mente y corazón han de estar unidos,aceptar esa unión,que forma parte de nuestro destino o cambiar de camino...Hemos de encontrar ese punto de entendimiento o equilibrio interior,que nos permita seguir adelante en paz y sin sentirnos esclavos o atados al sentimiento...
    Mi felicitación por la intensidad de tus letras,que nos llegan a todos y nos duelen.
    Mi abrazo grande y feliz día,Ojos de Niebla
    M.Jesus

    ResponderEliminar
  8. ¿Cómo puedes escribir tú ésta entrada tan triste cuando tu corazón está tan lleno de amor y felicidad? no lo entiendo preciosa.

    Pero a pesar de todo es muy bella.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Creo que todos pensáis que estoy encadenada a un amor de pareja, que mi tristeza es por este motivo, es cierto que no menciono a nadie...Volved a leer, ahora sabiendo que hablo de un hijo, (con lo cual comprenderéis que no podré desatarme)y decidme si de esa manera también logro haceros sentir mi dolor.
    Yo creo que no lo puedo reflejar del todo en palabras aunque parece que sí consigo algo; es mi manera de desahogarme.
    Muchísimas gracias a todos por dejar vuestra huella.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cuadraba al leer estos versos Pilar tú que estás enamorada de tu pareja, pero ahora que ya lo has explicado sé por quién están escritos te entiendo perfectamente, y me logras arrancar el alma como amor de madre.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  10. Hola, Pilar. los versos son desgarradores. Nos transmites tu dolor en toda su profundidad. Después de leer tu comentario, siento además una enorme solidaridad, ganas de compartir contigo ese dolor y poder aliviarlo, aunque sea solo un poquito. Un amigo, Alfredo, del blog "Ërase una vez... quizá"

    http://miscuentinos.blogspot.com.es/

    me dijo que la definición de "amigo" que daba una tribu india de norteamérica era: AQUEL QUE CARGA CON TUS PENAS". Pues eso quisiera ser yo para ti. Un beso muy, muy grande.

    ResponderEliminar
  11. Hola Pilar, (sé tu nombre porque lo han mencionado por aquí arriba), sí que parece que hablas de un amor encadenado de pareja pero yo, que leo varias veces, he visto lo de "te arrancan de mis entrañas" y he intuido que se hablaba de un hijo.
    No sé qué decirte porque no soy un experto poeta que desgrane cada metáfora y se entere a la perfección de ciertos poemas con mensaje muy oculto y elaborado. Hay veces que se me escapan las cosas, de veras. Eso no quiere decir,que menosprecie tus poesías. Más bien expreso mi "ignorancia" ante ciertos poemas. Será porque los míos son menos elaborados y demasiado sencillos.
    Realmente estamos encadenados a nuestros hijos y puede que este poema hable de un hijo problemático que hunde o desmorona todas las expectativas. En todo caso es un poema duro, triste y desgarrador. No sé por qué me ha recordado aquel otro tuyo que se llamaba CINCO MESES. Aunque no sean hechos reales.
    También vengo para agradecerte tus comentarios en mi orilla. Por falta de tiempo no paso por todos los blogs que quisiera.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  12. Lo mucho que me ha gustado. Creo que sí reflejas el dolor materno a la perfección. Me ha hecho imaginar muchas cosas, pensar en la historia de esa madre con su hijo. Coincido con el comentario anterior en el punto del hijo problemático pero, en cierto modo, también puedo imaginarme a María ante el cuerpo de Jesús diciendo estas palabras. Tal vez que hayas introducido la imagen de la cruz me haya condicionado un poco, pero creo que se ajusta bastante bien. Sea como sea, me parece un poema precioso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Siempre hay alguien que escucha, que presta oído para despejar el corazón y buscar salidas. También es bueno uno mismo o aquellas dos personas saber prestarse oídos mutuamente.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
  14. Hola, bonita.
    Yo te escucho y no lo hago sóla. El dolor más grande es el que sufrimos por nuestros hijos y al hablar de muerte se me hace un nudo en la garganta. No sé de qué circunstancias hablas pero intuyo desesperación, pérdida, dolor que mata...

    Precioso poema.

    Besos, tesoro.

    ResponderEliminar
  15. Espléndidas palabras, pero muy tristes.
    No tengo hijos y no puedo tener las sensaciones que otras personas pueden percibir. Pero creo que el amor de madre es uno de las amores más sufridores y que existen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Estoy seguro de que casi todos nos podemos sentir identificados con tu poema, y a fin de cuentas eso es lo más bello que tiene el arte, la de poder evocar sentimientos propios en cada lector, diferentes pero con un nexo común al mismo tiempo.

    Aprovecho para invitarte a participar en mi blog que, aunque es de microrrelatos y no de poemas, espero que te guste: www.cincuentapalabras.com

    ResponderEliminar
  17. Te dejo un saludito querida amiga.
    Que tengas bonito viernes.
    Buenas noches.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  18. Tus palabras son lindissimas ...

    Besos desde Lisboa

    http://photoessencia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por vuestro cariño.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras