martes, 14 de mayo de 2013

[Relato LibrosVeo] Al encuentro de tu abrazo




¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡1º PREMIO!!!!!!!!!!
Estoy muy agradecida por la valoración y los votos recibidos.
Gracias a todos.  Besos mil.


Camino asida a mi abrigo, con esa absurda sensación de que si lo sujetas muy bien, te calienta más la sangre y la piel.
Me cruzo con alguna helada ráfaga de viento que sin piedad me pega en la cara. Voy andando con mucho esfuerzo, con tanto trabajo que a veces me tambaleo y tengo que parar para guardar el equilibrio y poder continuar la marcha.
Semanas esperando este reencuentro y hoy todos los hielos y vientos se conjugan para darte la bienvenida.
Pero mis deseos de abrazarte pueden a las calamidades del tiempo, el climático y el que va consumiendo, sin tregua, el reloj de la vida.
Mi niño querido, mi hijo del alma, el que me robó las entrañas...
¿Quién nos distanció? ¿ En qué momento te perdí? ¿Cómo fue que me partiste el corazón?
Tantas veces me lo he preguntado, tantas he querido poner una respuesta, que al final no sé si el resultado es imaginario.
Fue una delgadísima cuerda que fuimos tensando, cada uno por su lado, sin soltarla ni para tomar aire, y un día te vi cargado con una maleta (de sueños o de pesadillas) y dando un portazo desapareciste de mi vida, ésa que habíamos compartido desde el día que supe que te tenía en mi vientre.
Atrás quedaron los cuentos que te leía para que durmieras y las noches en vela limpiando mocos y poniéndote el termómetro.
Se quedaba en el ayer la ternura de darte la vida y la de darte de comer de mi propio cuerpo.
En tu espalda (o en la mía) quisiste dejar los gritos y las malas maneras, abandonaste la rabia, la intolerancia, mis vendas en los ojos y mi atormentada alma.
He pasado los años más lúgubres de mi existencia, me convertí en una mujer huraña, descarnada, perdí la sonrisa de mi rostro y solo he sido sombra sibilina, viviendo al ras de una subsistencia insana.
Soñé tus éxitos y desterré tus posibles fracasos, me hermané con el buzón de las cartas y con el aparato de teléfono, pero ninguno me hizo caso.
Imaginé tu rostro con el paso de los años, te dibujé una vida y presentí tu muerte.
Quise morirme mil veces al tiempo que luchaba por seguir con vida, con la dulce esperanza de volver a abrazarte, de acariciar tu pelo, de susurrarte “hijo” de nuevo.
Los años se han ido echando encima, me han dejado en ruinas, ya casi sin confianza de poder darte un último beso.
Pero...cosas del destino, por algo que no tiene importancia, has aparecido.
Un par de llamadas de lo más impersonales, unas palabras de cortesía, una petición de cita para que te lleve un olvidado papel y mi corazón se ha puesto a brincar, se ha ilusionado, y llevo un par de semanas rebrotando como las flores en primavera, a lo mejor llega el verano a mi vida.
Me has citado en una cafetería muy céntrica, ya estoy llegando, pese a que el viento cortaba mis pasos, el empeño ha sido mayor y más certero.
Al abrir la puerta, el calor de dentro me pega una bofetada y mi cabeza responde con un ligero mareo.
Mis ojos buscan con prisa, hay mucha gente; te veo y el corazón se me dispara, me acerco, temblorosa, con mis manos extendidas deseando sentir las tuyas.
Tus fríos ojos me miran, ¡no veo nada, no veo a mi hijo!, tu mirada me devuelve a un extraño que se perdió para siempre.
Mi corazón protesta, duele, quiero darte un beso, me acerco, ¿donde estás? no te veo. Siento el golpe de mis huesos en el suelo, me agarro a tu pierna, que se desvanece entre sueños...
Hijo de mi vida, abrázame que me muero...

35 comentarios:

  1. Queridos amigos, con este relato participo en un concurso en la web librosveo.com
    Si os parece interesante podéis entrar a votar y os animo a participar.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se tiene la sensibilidad para escribir que tienes tú, de hacer vivir los sentimientos incluso de lo no vivido, no puedes dejar de hacerlo.Solo decirte Enhorabuena!!!!

      Eliminar
  2. Magnífico, Niebla, votaré por tí. Es realmente conmovedor, y es de los que exigen una segunda lectura. GRACIAS POR COMPARTIRLO.

    ResponderEliminar
  3. Un texto desgarrador, terrible. No sabes cómo te entiendo. y es que el amor se nutre de presencias ... puede que después con mucha paciencia y amor uno pueda ir dibujando el camino de regreso al corazón. pede ser ...
    Besos de luz.

    ¡LINDO MARTES !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María del Carmen, un beso muy fuerte.
      Muakkk

      Eliminar
  4. El hijo ya estaba muerto. Antes que su madre. Devastador para tiempos de crisis.

    Saludos Niebla

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante.
    Es por ello que he votado en la web donde se lleva a cabo el concurso. Espero que tengas suerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Por tener los sentidos en las yemas de los dedos.
    Te mando mi nominación al Liebster Blog Award. Sola hay que pinchar en el enlace:http://elcandilbajolassbanas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Impresionante relato,que desgarra y llega muy adentro,amiga...Tienes un don especial para llegar al corazón y emocionarnos...Me alegro que sea sólo ficción,trataré de votar donde nos dices...
    Te dejo mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu cercanía y amor a las letras.
    Feliz noche y feliz miércoles,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amo las letras desde niña...
      Gracias por pasarte y dejarme tan bellas palabras.
      Besos, amiga.

      Eliminar
  8. Interesante entrada que todo vaya muy bien.
    Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  9. Sentimientos desgarrados que caminan hacia un encuentro incierto.
    Los recuerdos se agolpan al unisono de los pasos, mientras el temor a lo desconocido eriza su piel.

    Mi enhorabuena y mis felicitaciones por tan bello e intenso texto.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lunna por tus palabras, celebro que te haya gustado.
      Un beso grande.

      Eliminar
  10. Antes de que se me pase ahora mismo voy a votarte, ójala que ganes, porque es precioso, ya nos mantendrás informados.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pero ¿dónde está el enlace para votarte que no lo veo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://www.librosveo.com/todos/1/top y busca "Al encuentro de tu abrazo"

      Muchas gracias!!

      Un beso.

      Eliminar
    2. Gracias, preciosa, ya te dí mi voto, es el número 33 ¿puedo votar más veces por ti?

      Eliminar
    3. jejejej pues no lo sé, supongo que no..
      muchísimas gracias, guapa.
      Besos.

      Eliminar
  12. GRACIAS AMIGA POR TUS PALABRAS Y POR VENIR A COMPARTIR UN RATO DE TU TIEMPO CON ESE TÉ SIMBOLICO QUE ME GUSTA HACER.
    TE DEJO TODO MI CARIÑO
    UN BESO GRANDE.

    ResponderEliminar
  13. Ya tienes mi voto. :)

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
  14. Increible relato... se nota que has nacido para esto
    Me ha encantado la sencilla manera que tienes de narrar las situaciones y sensaciones que van atravesando los personajes de esta
    historia.... yo soy un cirujano plastico reparador de profesion pero un poeta y escritor de alma que se apasiona cuando encuentra este talento en la web

    ResponderEliminar
  15. Un relato duro. Hay situaciones en las que nos vemos inmersos casi sin saber cómo, de las que resulta complicado salir y que nos dejan marcados de por vida. No nos damos cuenta de que, muchas veces, somos nosotros los que las provocamos y luego es tarde.

    Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantas veces que cuando nos damos cuenta ya es tarde...como pasa aquí...
      Gracias por tu visita, un beso

      Eliminar
  16. A acabado fatal un 2 te doy

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras